BUÑUEL EN EL LABERINTO DE LAS TORTUGAS
TULIP PICTURES
DATOS CURIOSOS
Noviembre  2020
Liz Gil @lizgil

En una historia en la que realidad supera a la ficción, Buñuel y El laberinto de las tortugas cuenta la historia de cómo Luis Buñuel rodó su segunda película, el documental Las Hurdes. Tierra sin pan.

París, 1930. Salvador Dalí y Luis Buñuel son las principales figuras del movimiento surrealista, pero Buñuel ve como se le cierran todas las puertas después del escandaloso estreno de La Edad de Oro, su primera película.

Sin embargo, su buen amigo, el escultor Ramón Acín, compra un billete de lotería con la loca promesa de que, si gana, pagará el documental que su amigo quiere rodar sobre Las Hurdes, una de las regiones más pobres y olvidadas de España. Increíblemente, la suerte está de su lado, el billete gana la Lotería de Navidad y su amigo mantiene su promesa. Una bella historia de amistad, un episodio fascinante de la historia de cine y un viaje donde Luis se convierte en Buñuel

  • SORTEO DE NAVIDAD DEL 22 DE DICIEMBRE DE 1932

El número premiado el 22 de diciembre de 1932 fue el 29.757 y anduvo muy repartido entre la clase funcionarial de Huesca. Ramón Acín jugaba una participación de 25 pesetas del 29.757, lo que le reportó un premio de treinta mil duros, 150.000 pesetas. De este modo y tras su promesa a Luis Buñuel, Ramón Acín, se convirtió en mecenas y productor de la película de Luis Buñuel Las Hurdes. Tierra sin pan.

SALVADOR SIMÓ NOTAS DEL DIRECTOR:

Cuando el productor Manuel Cristóbal me llamó para ofrecerme dirigir una película basada en la novela gráfica Buñuel en el laberinto de las tortugas, me vino a la memoria mi padre. De pequeño siempre recuerdo a mi padre como un gran admirador de Luis Buñuel, recuerdo cuando me contaba la historia de unos señores que no podían salir de una habitación porque no tenía puertas, no lo entendía… ¡pero me fascinaba!

La posibilidad de contar una historia sobre Luís Buñuel era al tiempo aterradora y fascinante. Cuando empecé a escribir el guion con Eligio Montero nos centramos en Luis, que en 1932, cuando rodó el documental de Las Hurdes era un joven director buscando su propio lenguaje. Aquel rodaje fue un punto de inflexión en su carrera cambiando la forma en que moldeó el surrealismo, su cine y en cierto modo conecta con Los Olvidados que rodó años más tarde.

Durante los meses y meses de investigación y escritura, mis lecturas se centraban en la vida del personaje, entrevistas, anécdotas y más entrevistas. En mi mesita de noche Academia de Cine con entrevistas a personas que habían trabajado con él, era sin duda mi lectura preferida. Tan inmerso estaba en la historia que una noche llegué a soñar que tomaba café en una terraza con el mismísimo Buñuel y le hablaba de la película.

En Buñuel en el laberinto de las tortugas lo que pretendo mostrar es a ese joven artista, no como lo recordamos convertido ya en uno de los grandes, si no en sus inicios, cuando era tan solo Luis. Para lograr ese acercamiento personal al genio fue muy importante contar con la generosidad de su hijo, Juan Luis, con el que mantuve conversaciones en su casa de París llenas de detalles, risas y cariño.

Esta película también nos da la oportunidad de descubrir al espectador a otro artista contemporáneo y amigo de Luis, Ramón Acín. Una persona con un corazón del tamaño de su tierra natal, Huesca, productor accidental del documental de Las Hurdes, pintor, escultor, poeta y persona tremendamente entregada a los demás. Espero que disfruten del viaje por el universo Buñuel tanto como lo hemos hecho nosotros.

FICHA TECNICA
Director: Salvador Simó
Guión: Eligio Montero, Salvador Simó
Productores: Manuel Cristóbal, José M. Fdez. de Vega, Bruno Féliz, Fenme Wolting, Alex Cervantes
Obra Original: Novela gráfica de Fermín Solis
Compositor: Arturo Cardelús
Diseño de Sonido: Juan Ferro
Dirección Arte: Jose Luis Agreda
Dirección Animación: Manolo Galiana

Liz Gil @lizgil @lizgil7